ARQUITECTOS: Aranguren & Gallegos.

La paz y tranquilidad de la huerta del antiguo Colegio-Convento de Dominicos de Santo Tomás del s.XVII, sirven ahora para alojar a los turistas más exigentes del Parador de Alcalá de Henares, bajo las habitaciones construidas sobre el jardín perforado en forma de patios entre la edificación, que no sobrepasa la altura de la tapia original. El conjunto queda dominado por sus edificaciones más antiguas y claustros envueltos por una arquitectura actual.

FUNCIÓN

El espacio público: salones, comedores, salas de lectura y exposición…se ubican en los edificios existentes de claustro e iglesia. Son espacios diáfanos que nos permiten contemplar la arquitectura original. Los espacios privados, habitaciones, se levantan sobre las antiguas huertas y jardines. Construcción nueva modulada y abierta a patios interiores.

FORMA

La arquitectura masiva, pesada, de muros de carga, arcos  y bóvedas  nervadas… dan  paso a una arquitectura lineal, horizontal, grandes huecos  y  luces de proporción rectangular.

MATERIALES

Conservación de materiales tradicionales: fabrica de ladrillo macizo, piedra caliza…en elementos existentes. Aparición de materiales diferentes en nuevos volúmenes: made- ra, hormigón, acero inoxidable.

SENSACIONES

Tradición, cultura, educación… continuidad, luz, transparencia… renovación, innovación, intimidad, calidez…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios